Por qué es importante conocernos

Vestíbulo vulvar tiene principalmente una causa: el descubrimiento de lo que somos.  ¿Te has puesto a pensar en la importancia que tiene tu cuerpo o cuerpa (como ustedes prefieran llamarle) más allá del uso y valor que le das a todo lo que le ocurre?

Es evidente que lo que hemos aprendido sobre el cuerpo femenino que nos conforma se dirige con mucha frecuencia a rechazar lo que vemos y sentimos. Y hablar desde la particularidad de ser mujer y los procesos fisiológicos que se atraviesan, como el ciclo menstrual, no cambia mucho esa actitud de repudio. Creemos saber que todo lo relativo a el/la cuerpa/o nos pertenece, pero hay poca enseñanza sobre cómo actuar sobre nuestro cuerpo, con derechos y responsabilidades incluidas.

¿Qué tan sensato es decidir una u otra cosa sobre cómo hacer frente a las situaciones que vivimos como mujeres desde una cuestión personal y en relación con los otros (cultura/sociedad)? Ya sea desde elegir los productos para nuestro período menstrual, hasta cómo llevar nuestra sexualidad, o si de verdad deseamos asumir el lado materno que nos han asignado sólo por ser mujeres. Las respuestas las guardamos en el interior,  y si bien es un asunto hasta cierto punto personal, una pieza bien importante a considerar es el conocimiento que tenemos de esa materia corpórea que somos.

Conocer los procesos, además del desarrollo de todo lo que nos acontece como seres humanas que son parte de la naturaleza que continuamente se renueva es un acto auténticamente empoderador, pues se trata de estudiarte, entenderte, aprenderte, cultivarte, además de rebelarte y liberarte de las prácticas  impuestas por un sistema que domina nuestra supervivencia. Tener el poder de tomar una firme decisión de manera consciente sobre nosotras mismas es luchar por tener una vida con un entorno más justo, en el que la participación femenina en todos los ámbitos sea activa y se reconozca. Para eso hay que conocernos a nosotras y entre nosotras. He aquí el espacio, la entrada a cuestionarse, a indagar, a experimentar; he aquí un vestíbulo que conduce a una travesía enriquecedora hacia los adentros de nosotras misma.

Preguntas, sugerencias y comentarios son bienvenidos.

Anuncios